Recordatorio: pastilla del día después

Los accidentes ocurren. No hay necesidad de estigmatizarlos: simplemente pasan. Un preservativo que se rompe o un despiste con la píldora anticonceptiva puede dar lugar a un embarazo no deseado, y es por eso que existe la anticoncepción de emergencia (o, para los amigos,  “pastilla del día después”). Y ya que existe, y partiendo de la base que la vamos a usar con responsabilidad y sentido común, veamos qué cosas debemos tener claras:

  1. Es un anticonceptivo de urgencia: solo se debe tomar de manera ocasional y nunca de manera regular debido a la sobrecarga hormonal que produce en la mujer.
  2. No protege de enfermedades de transmisión sexual, ni del VIH, herpes, ni hepatitis.
  3. Se debe usar únicamente después de una relación sexual en la que hay riesgo de embarazo no deseado: un preservativo que se rompe o desliza, se olvida la pastilla anticonceptiva, se expulsa el DIU, etc.
  4. No es abortiva. Es decir, no impide que un óvulo ya fecundado se implante en el útero. Únicamente impide o retrasa la ovulación evitando que el óvulo se libere del ovario y dé lugar a un embarazo. Esto hay que tenerlo muy presente ya que si cuando se tienen relaciones sexuales ya se ha ovulado, podría darse la situación de producirse un embarazo incluso habiéndola tomado. Dicho sea de paso, de darse esta situación (que es muy poco habitual) no hay que preocuparse por el feto pues no tiene efectos negativos en el mismo.
  5. Se tiene que tomar durante las primeras 12h después de la relación, y como máximo a las 72h si la que tomamos es de Levonorgestrel o de 120h si tomamos el Acetato de Ulipristal. Hay que tragarla entera, sin masticar, con un vaso de agua. Si en el plazo de las primeras 3h de haberla tomado vomitáramos, habría que repetir la toma.
  6. Después de tomarla hay que seguir con el anticonceptivo oral, si es que lo estábamos tomando, y se recomienda usar un anticonceptivo barrera al menos hasta el próximo ciclo menstrual.
  7. Si después de haber tomado la píldora del día después la regla se retrasa más de 5 días (cuando por norma general viene puntualmente) o se tiene un sangrado diferente del habitual (o muy leve o muy abundante) habría que hacer un test de embarazo y/o acudir al médico.
  8. Los efectos secundarios más comunes son náuseas, vómitos, diarreas, pechos más sensibles, mareos, dolor de cabeza, abdominal, fatiga y alteración de la menstruación. Suelen ser leves y tienden a desaparecer a las 48h.

Y, aun y caer en el riesgo de ser cansinos, repetimos:  es de urgencia. Hay muchas maneras de evitar el uso de esta pastilla. A veces olvidamos que el “problema” más grave de no usar un buen sistema anticonceptivo puede no ser quedarse embarazada. El riesgo de contraer una enfermedad de transmisión sexual debería provocarnos, como mínimo, el mismo vértigo que un eventual embarazo.

Y dicho todo esto (con cabeza) a divertirse ;D!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *