Día mundial del sueño. Dormir mal.

Día Mundial del Sueño. ¿Te cuesta dormir?

Te cuesta dormir? Pues hoy es el día Mundial del sueño! Aprovecha! 😴😂!

La consulta referente a un sueño poco satisfactorio es sumamente común. De hecho, la categoría de productos que existen para dormir mejor es amplísima. Desde productos muy comerciales que todos conocemos hasta un gran abanico de referencias de productos sanitarios muy variopintos. Encontramos desde minerales a fitoterapia, pasando por la archiconocida melatonina. ¿A qué se debe que exista esta gran cantidad de productos para ayudar a dormir?

Dormir mal: un problema muy común.

La alteración del sueño es una afección que tiene una gran parte de la población. En caso de jóvenes, el ciclo del sueño se suele ver afectado, en menor medida, por problemas psicológicos y, mucho más frecuentemente, por el estilo de vida. Alteraciones del ritmo diario, horarios laborales, conciliación familiar y un largo etcétera hace que al final el cuerpo se desregule y acabemos teniendo un descanso irregular o poco satisfactorio. A partir de la tercera edad la gestión de la melatonina por parte del cuerpo empieza a ser deficiente. Puesto que es esta hormona la encargada de regular el ciclo del sueño, es de esperar que se acabe durmiendo menos horas o de manera poco constante.

Qué hacer cuando se duerme mal.

Es precisamente por lo habitual que es el problema que existe este amplio catálogo de productos que tratan de remediarlo. Lo mejor que se puede hacer es comentarlo con el médico y que valore la gravedad de cada caso. Independientemente, hay una serie de consejos que se pueden poner en práctica y que tienden a mejorar la conciliación del sueño. Os las dejamos a continuación a ver si os pueden ayudar:

  • Realizar las mismas rutinas, siempre que esto sea posible. Crear un ciclo y ceñirse a él: de esta manera el cuerpo cogerá un hábito y es menos probable que tengamos problemas a la hora de irse a dormir.
  • Cenar ligero. No tener digestiones pesadas cuando nos vamos a ir a la cama. Evitar las bebidas alcohólicas.
  • Evitar el ejercicio físico al menos una hora antes de acostarnos.
  • Disponer de un colchón y almohada cómoda. Debemos levantarnos relajados y sin molestias, en caso contrario es síntoma de que alguna cosa esta fallando.
  • No dormir cerca de aparatos electrónicos.
  • No considerar la cama como un centro de trabajo. El momento de irse a dormir es para irse a dormir, no para acabar de comprobar el correo o alguna red social. 

Como siempre, si os queda alguna duda o quisierais preguntar alguna cosa, haced click aquí. También nos encontraréis en Instagram o Facebook 😉

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *