Domperidona y la no recomendación de la utilización en niños

Domperidona: no apto en pediatría

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios ha actualizado la valoración del perfil de seguridad de la domperidona. Así, ha suspendido la indicación en pediatría y recordado las contraindicaciones graves que puede llegar a tener en adultos y adolescentes.

Ante todo, queremos decir que no tenemos nada en contra del motilium, pero la verdad es que es probablemente la presentación de domperidona más reconocida del mercado así que nos hemos visto obligados a sacarlo en la foto de ejemplo.

Domperidona: qué ha pasado?

Para quien no sepa qué es: la domperidona es un medicamento que hasta la fecha se consideraba relativamente seguro en todas las edades. Es un producto que, asociado a la rehidratación oral, se utilizaba ampliamente para el tratamiento de vómitos y náuseas.

En 2014 se inició una revisión de seguridad motivada por casos notificados de alteraciones cardiacas asociados a su administración. En dicho estudio también se volvió a valorar su utilidad en pediatría, dado que los datos de eficacia eran limitados. Este estudio acaba de terminar y ya se han presentado sus conclusiones.

En el caso de tratamiento pediátrico, los resultados no mostraron ninguna diferencia entre tomar domperidona o únicamente rehidratación oral. Sumado a las contraindicaciones conocidas en caso de insuficiencia hepática y, sobretodo, en alteraciones cardíacas, se ha procedido a eliminar la indicación terapéutica de la domperidona en menores de 12 años o mayores que pesen menos de 35kg.

En el caso del tratamiento de adolescentes y adultos, se hace hincapié en tener en consideración que la población con riesgo cardiovascular y hepático deben evitar la toma de este medicamento.

En resumen: menores de 12 años no pueden tomar domperidona. Adolescentes y adultos deben tener en cuenta las contraindicaciones hepáticas y cardiovasculares antes de utilizar.

El estudio

Si alguien tiene curiosidad y quiere chafardear disponemos del informe de la Agencia Española de Medicamentos y Productos sanitarios donde aparece toda esta información. Si queréis más información, nos dais un toque aquí.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *