dermatitis del pañal: frecuencia, causas y consecuencias.

Dermatitis del pañal: causas y tratamiento

La dermatitis del pañal, o dermatitis irritativa del área del pañal, es uno de los problemas cutáneos más frecuentes en el recién nacido. Se trata de un un proceso cutáneo irritativo e inflamatorio debido a las especiales condiciones de humedad, maceración, fricción y contacto con orina, heces y otras sustancias (detergentes, plásticos, perfúmes, etc.) que se producen en la zona cubierta por el pañal.

Afecta a más del 35% de los niños, con una prevalencia máxima entre los 6 y 12 meses. En el caso de un cuadro de descomposición (diarrea), la incidencia puede llegar a multiplicarse por 3.

El 25 % de los casos aparece durante las primeras semanas de vida. Es muy importante tratarlo rápido porque se está formando la barrera cutánea y si no lo reparamos rápido el riesgo de repetición se incrementa.

Dermatitis del pañal: causas de aparición

Existen factores exógenos y factores endógenos:

Factores exógenos

  • La orina
    • la hiperhidratación de la piel en la zona del pañal da lugar a una proliferación de microorganismos que la fragilizan. 
    • La variación del pH que provoca la orina da lugar a irritaciones.
  • Las heces
    • Las enzimas fecales degradan las heces produciendo sustancias irritantes. Las más comunes son:
      • Proteasas: atacan y destruyen la barrera cutánea.
      • Lipasas: degradan los lípidos en ácidos grasos libres muy irritantes, que degradan la barrera cutánea.
      • Ureasas: transforman la urea en amoniaco que da lugar a un aumento del pH que favorece el desarrollo de levaduras pudiendo dar lugar a una sobreinfección por cándida.
    • La Flora Fecal: la flora fecal es un caldo de cultivo excelente para las bacterias y levaduras de la piel que provocan inflamación.
  • Los Pañales: Los pañales favorecen la hiperhidratación de la zona que, junto con la maceración, provocan un aumento de pH. A todo esto hay que añadir el frotamiento del pañal.

Factores endógenos

  • Barrera cutánea inmadura: la barrera cutánea se organiza con la edad: es inmadura entre los 0 y 2 años y por tanto más vulnerable a agresiones externas.
  • Potencial inflamatorio exacerbado: por inmadurez de la piel.

Manifestaciones cínicas

La dermatitis del pañal cursa con un enrojecimiento importante de la zona del pañal que en caso de niños es en forma de Y cubriendo nalgas y piernas y en caso de niñas es de W. Son formas muy características y, en caso de no tratarlas pueden cursar con formas agresivas de irritación cutánea, además de sobreinfecciones bacterianas o por cándidas.

Cuidados básicos de la dermatitis del pañal

Prevención

La prevención es el aspecto clave. Para ello debemos:

  • Tener una buena higiene: la limpieza se debe hacer con agua y jabón neutro específico para la piel del bebe. No debe llevar perfumes ni tensioactivos. En caso de utilizar esponjas jabonosas hay que tener en cuenta que rascan. Además, hay que retirar bien la espuma porque si no acaba picando en la piel. En la medida de lo posible, habría que tratar de hacer la limpieza con las manos ya que las esponjas, al no secarse bien, suelen ser un foco de infección por mal aclarado. Después de la limpieza hay que secar bien, sin frotar, a toques.
  • Cambiar frecuentemente el pañal: en el caso de niños con episodios repetitivos puede ser incluso útil mantenerlos unas horas al día sin pañales. El factor crucial en la prevención de la dermatitis irritativa del pañal parece ser el número de cambios de pañal al día. Los primeros meses de vida se debe cambiar siete u ocho veces al día, normalmente coincidiendo con cada toma de alimento.
  • Aplicar un producto protector que aísle la piel. Son muy útiles las cremas a base de óxido de zinc ya que crean una barrera protectora y, además, inhiben la acción de las enzimas fecales. Hay otras cremas en el mercado que, aún y no ser a base de óxido de zinc, son igualmente efectivas. En general, lo que hacemos con estas cremas es generar una película protectora no oclusiva que fomenta la recuperación de la piel mientras que la protege de las agresiones externas.

Tratamiento

  1. seguir las medidas preventivas.
  2. Airear más la zona.
  3. Aplicar un tratamiento específico:
    • En casos leves: cursa con eritema leve y localizado. Se trata con una crema específica con óxido de zinc o similar.
    • En casos moderados: cursa con un eritema intenso y generalizado. Debemos aplicar una crema específica con óxido de zinc o similar.
    • Formas complicadas: suelen ir acompañadas de sobreinfecciones bacterianas o por cándidas. Debemos ir al médico a por un tratamiento específico.

En el tratamiento no se debe utilizar en ningún caso, de modo profiláctico, ni antibióticos tópicos ni corticosteroides ni antifúngicos: por el riesgo de sensibilización.

  • los antibióticos tópicos deben emplearse únicamente en caso de sobreinfección bacteriana demostrada.
  • La absorción percutánea de los corticoides de aplicación tópica en la zona del pañal está incrementada por la oclusión.
  • La sobreinfección por cándida albicans es bastante frecuente, y solo en estos casos se indica la aplicación tópica de un antifúngico.

Dudas?

Como veis, el tratamiento de la dermatitis del pañal básicamente radica en tener unas buenas condiciones de higiene en la zona del culete del peque. En caso de tener la piel delicada, normalmente combinar la buena higiene con una crema a base de óxido de zinc suele ser suficiente. En los casos en los que aparecen sobreinfecciones complicadas habría que ir al médico para que valore tratamientos con medicamentos.

Si todavía tenéis dudas, nos podéis dar un toque aquí.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *