Tienes Maskné? Dudas frecuentes, causas y tratamiento de este problema relacionado con la mascarilla.

Maskné: qué es y cómo evitarlo

Últimamente estamos teniendo bastantes consultas relacionadas con un acné “atípico”. Personas que nunca habían tenido problemas con granitos y ahora de repente les salen comedones. El caso es que no se trata de acné, es “Maskné”!

Maskné (“Mask + acné”) es el nombre con el que se ha bautizado un fenómeno que ha surgido a raíz de llevar mascarilla. En la zona peribucal aparecen granos que no son únicamente fruto del tipo de piel que tenemos, sino del uso continuado de la mascarilla. Según el tipo de piel que tenemos se puede ocurrir con más o menos facilidad así que veamos con más profundidad este tema para salir de dudas.

Maskné: causas

El Maskné no es un acné juvenil, sino mecánico. Está producido por el uso continuado de la mascarilla. Este accesorio sanitario causa, indirectamente, una menor oxigenación de la piel, un ambiente húmedo debido a nuestro propio aliento y sudor y un roce continuado sobre la piel provocando microdesgarros.

La suma de estos factores facilitan la irritación de la piel, así como la proliferación de microorganismos y la acumulación de suciedad. Total: piel irritada en el mejor de los casos; granitos en el peor.

El Maskné afecta a todo el mundo, pero se agrava en determinadas circunstancias:

Piel grasa

Si eres de piel grasa, el exceso de sebo que tu piel ya genera de por sí, junto con la peor oxigenación debido a la mascarilla, facilita la obturación de los poros. Además, el clima que se obtiene en estas circunstancias altera la microbiota cutánea y facilita la proliferación de microorganismos patógenos que fomentan el acné.

Pieles sensibles.

Aunque las granitos son el problema más común y el más sencillo de ver, no podemos olvidar los efectos que aparecen en las pieles sensibles. Toda piel delicada se ve afectada por cualquier factor externo que la altere. Hay una tendencia crónica a la inflamación y la irritación y, lógicamente, los efectos anteriormente descritos relacionados con la mascarilla únicamente agravan la situación.

Por otro lado, las personas con piel sensible saben perfectamente el efecto que el estrés tiene sobre su piel. Pieles con rosacea y dermatitis se ven muy alteradas en cuadros de nerviosismo y ansiedad. Si a ello añadimos los efectos de la mascarilla es más que probable que acabemos por alterar nuestra barrera cutánea.

Maquillaje

La mascarilla favorece la penetración de los pigmentos y aumenta el riesgo de obturación de los poros. En caso de tener que maquillarse, es muy importante que utilicemos texturas ligeras y tratar de evitarlo al máximo en las zonas afectadas.

Maskné: prevención

Limpieza. Limpieza limpieza y limpieza.

La primera cae por su propio peso. Hay que lavar la piel con limpiadores específicos para nuestro tipo de piel. A poder ser como mínimo 2 veces al día y con un limpiador suave, sin jabón y que sea respetuoso con la capa lipídica de nuestra piel.

Hidratación

Debemos reforzar la barrera cutánea mediante texturas ligeras. Es aconsejable aplicar la hidratación 30 minutos antes de poner la mascarilla, para facilitar su total absorción antes de colocarla.

Equilibrar y purificar.

Favorecer la oxigenación mediante máscaras faciales detox aportará esa dosis extra de pureza y frescor que nuestra piel agradecerá mucho. Por otro lado, utilizar productos que reequilibren la microbiota de la piel ayudará mucho a calmarla, ya que éstos actúan de moduladores de la respuesta inmune, reducen la inflamación, refuerzan la barrera cutánea y dificultan la proliferación de bacterias patógenas.

Exfoliar.

Coger por rutina exfoliarse la piel 2 veces por semana ayudará a eliminar la capa externa de la piel y desobstruir los poros.

Debo hacer algo más?

Pues el típico consejo que daríamos a una piel acnéica y/o irritada/sensible. No hay que tocar las afecciones cutáneas que se hayan formado porque nos arriesgamos a que terminemos con marquitas en la piel o heridas que tarden mucho en cicatrizar. Y sobretodo: hay que ponerse protector solar para proteger las eventuales afecciones de la radiación solar y que ésta no acabe por acentuar o empeorarlas.

Más dudas?

Como siempre: si os quedan dudas no tenéis más que poneros en contacto con nosotros aquí o seguirnos en las redes sociales (instagram o facebook).

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *