Sesión CROX: el Paciente Crónico Complejo

Ayer asistimos a una sesión informativa/participativa relacionada con el proyecto “CROX” en el hospital de Badalona. Es un proyecto dirigido al paciente crónico complejo: un tipo de paciente cada vez más común. Salimos de allí con la sensación de que va a ser una iniciativa de la que vamos a oír hablar bastante en el futuro así que chapó por quienes han puesto el esfuerzo para arrancarlo.

Qué es el Proyecto CROX?

El proyecto era nuevo para nosotros así que imaginamos que para muchos de vosotros también. El objetivo del proyecto CROX es enmarcar al Paciente Crónico Complejo dentro del sistema de salud actual. Recordamos que la esperanza de vida tiende (por suerte) a subir. Eso crea todo un nuevo tipo de paciente a quién el sistema tiene que dar cabida y atender de manera adecuada. Ayer se hicieron una serie de grupos de trabajo entre los asistentes (muchos de ellos pacientes crónicos) y dieron su opinión sobre las necesidades que creen que el sistema de salud actual debería mejorar para cubrir sus necesidades.

Como curiosidad, una de las ideas principales que se iban repitiendo de una u otra manera era la necesidad de disponer de un sistema que dotara de más autonomía al paciente en cuanto a su interacción con los técnicos de salud. Portales de información donde consultar su ficha médica, e-consulta, línea directa virtual con enfermería/medicina de cabecera, etc. Y por otro lado un interés en recibir más formación sobre sus dolencias y los tratamientos que siguen. Para acabar se hizo mucha insistencia en la necesidad de descongestionar los ambulatorios y hospitales. Propusieron algún mecanismo de cribaje de la gravedad o urgencia de la dolencia de un eventual paciente. 

Qué opináis? Estáis de acuerdo? Como paciente crónico o persona que convive con un paciente crónico, qué es lo que desearíais mejorar en cuanto a vuestra relación con el sistema de salud?

CORONAVIRUS 2019-nCoV: información básica

El brote de Coronavirus que ha aparecido en la ciudad China de Wuhan está acaparando buena parte de los noticiarios internacionales. El riesgo de epidemia mundial es alto así que se están poniendo muchos medios para intentar frenar la propagación del virus.

No nos vamos a extender mucho sobre el tema porque lo único que pretendemos en este post es reflejar lo que el Ministerio de Salud de España ha puesto en su página. Como las páginas oficiales a veces son algo densas de navegar, adjuntamos abajo tal cual lo publicado por el ministerio e iremos actualizando si aparece información relevante nueva. Dicho esto, lo que tienes que saber sobre el nuevo virus es:

Actualizado a 01/02/2020:

Sanidad confirma el primer caso de Coronavirus en España. ENLACE

Actualizado 30/01/2020:

La OMS declara la emergencia internacional por el brote de coronavirus de china. ENLACE

¿Qué son los coronavirus?

Los coronavirus son una amplia familia de virus que normalmente afectan sólo a los animales. Algunos tienen la capacidad de transmitirse de los animales a las personas. Producen cuadros clínicos que van desde el resfriado común hasta enfermedades más graves, como ocurre con el coronavirus que causó el síndrome respiratorio agudo grave (SRAS-CoV) y el coronavirus causante del síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV).

¿Qué es el nuevo coronavirus (2019-nCoV)?

Es un nuevo tipo de coronavirus que puede afectar a las personas y se ha detectado por primera vez en diciembre de 2019 en la ciudad de Wuhan, provincia de Hubei, en China. Todavía hay muchas cuestiones que se desconocen en relación al 2019-nCoV.

¿Los animales transmiten el nuevo coronavirus (2019-nCoV) al ser humano?

La fuente de infección está bajo investigación. Existe la posibilidad de que la fuente inicial pueda ser algún animal, puesto que los primeros casos se detectaron en personas que trabajaban en un mercado donde había presencia de animales. Algunos coronavirus son virus zoonóticos, lo que significa que se pueden transmitir de los animales al ser humano.

¿Cuáles son los síntomas del 2019-nCoV?

Por lo que sabemos hasta ahora, los síntomas más comunes incluyen tos, dolor de garganta, fiebre y sensación de falta de aire. En casos más graves, la infección puede causar neumonía, dificultad importante para respirar, fallo renal e incluso la muerte. Los casos más graves, generalmente ocurren en personas ancianas o que padecen alguna otra enfermedad como por ejemplo, del corazón, del pulmón o problemas de inmunidad.

¿De qué forma se puede adquirir la infección?

Si bien no se conoce de forma precisa, por analogía con otras infecciones causadas por virus similares, parece que la transmisión sería a través del contacto con animales infectados o por contacto estrecho con las secreciones respiratorias que se generan con la tos o el estornudo de una persona enferma. Estas secreciones infectarían a otra persona si entran en contacto con su nariz, sus ojos o su boca.

¿La infección es muy contagiosa?

Los datos disponibles, hasta el momento, indican que hay transmisión de persona a persona aunque la enfermedad parece ser poco contagiosa. Para que se produzca la infección, se necesitaría un contacto directo de las secreciones respiratorias de un animal infectado o de una persona enferma, con las mucosas de otra persona (nariz, boca ojos). Parece poco probable la transmisión por el aire a distancias mayores de uno o dos metros.

¿Existe un tratamiento para el 2019-nCoV?

No existe un tratamiento específico para el nuevo coronavirus. Sí existen muchos tratamientos para el control de sus síntomas por lo que la asistencia sanitaria mejora el pronóstico.

¿Qué puedo hacer para protegerme?

De momento no se ha confirmado ningún caso en España pero hay probabilidad de importación de casos a partir de viajeros procedentes de Wuhan.

Las medidas genéricas de protección individual frente a enfermedades respiratorias incluyen realizar una higiene de manos frecuente (lavado con agua y jabón o soluciones alcohólicas), especialmente después de contacto directo con personas enfermas o su entorno; evitar el contacto estrecho con personas que muestren signos de afección respiratoria, como tos o estornudos; mantener una distancia de un metro aproximadamente con las personas con síntomas de infección respiratoria aguda; cubrirse la boca y la nariz con pañuelos desechables o con una tela al toser o estornudar y lavarse las manos. Estas medidas, además, protegen frente a enfermedades frecuentes como la gripe.

No hay que tomar precauciones especiales con los animales en España, ni con los alimentos, para evitar esta infección.

¿Si viajo a China, tengo riesgo?

Tal y como ha evaluado la Organización Mundial de la Salud, no existe ninguna restricción a los viajes ni al comercio con China.

Actualizado a 30/01/2020: Un Gran número de aerolíneas dejan de volar temporalmente a China hasta que se estabilice la situación.

El lugar con el que se relaciona el brote es la ciudad de Wuhan. Es recomendable, en general, y en especial en la ciudad de Wuhan, evitar consumir carne poco cocinada y el contacto cercano con animales vivos o muertos, domésticos o salvajes y; se deben mantener precauciones en caso de entrar en contacto con personas que hayan estado recientemente en Wuhan y padezcan infecciones respiratorias.

¿Qué tengo que hacer si he viajado a Wuhan y me encuentro mal?

Si en las dos semanas posteriores al regreso de un viaje a la ciudad de Wuhan se presentan síntomas respiratorios (tos, dolor de garganta, fiebre, sensación de falta de aire) se debe comunicar los servicios sanitarios el antecedente de la estancia en dicha ciudad.

¿Qué acciones está realizando el Ministerio de Sanidad?

Mantiene informada a la red de Alertas a través de su sistema de comunicación de Alertas y Respuesta Rápida, con actualizaciones periódicas de la situación del brote, que también son accesibles para el público general: click aquí.

Ha elaborado un protocolo de actuación ante la aparición de posibles casos sospechosos de coronavirus en España en colaboración con el Instituto de Salud Carlos III y las comunidades autónomas y se han puesto a punto las pruebas de laboratorio necesarias para poder confirmar los diagnósticos.

Así mismo, ha informado a los centros de vacunación internacional, para que den las recomendaciones oportunas a los viajeros y a las autoridades aeroportuarias para estar preparados en caso de que sea necesario activar el procedimiento de actuación establecido para los puntos de entrada.

Está en permanente contacto con los organismos internacionales (OMS, Centro de Control de Enfermedades Europeo y Comisión Europea), para evaluar los riesgos de la situación y coordinar las medidas de respuesta.

La información de la OMS sobre este evento está disponible en esta dirección.

Más información

Si os queda alguna duda, podéis hacernos cualquier consulta aquí y miraremos de tratar de dar respuesta a vuestras inquietudes.

Jalea Real contra el cambio de estacion

Ya ha pasado un mesecito y, tranquil@, que no eres el único al que le cuesta decir adiós a las vacaciones. En esta época del año es normal que nos sintamos cansados, apáticos e incluso de mal humor. Hay quien lo atribuye a la adaptación a los ritmos que teníamos antes de empezar las vacaciones: los horarios, las prisas, etc.  También hay quien lo llama astenia estacional aunque la comunidad médica esta dividida entre quienes lo consideran una patología en sí o un conjunto de síntomas pasajeros. Independientemente del nombre que le queramos poner, el resultado acaba siendo el mismo: nos sentimos sin muchas ganas de hacer cosas y cansados.

Para combatir todos estos síntomas, a muchos nos han recomendado “Jalea Real”. Lejos de ser un remedio “de la abuela”, es un suplemento nutricional completísimo y nos puede ayudar mucho en estados de decaimiento. Así pues, veamos qué es la Jalea Real.

Jalea Real? Y eso qué es?

La Jalea Real es una sustancia que segregan las abejas jóvenes a través de una glándula que tienen en la cabeza. Es un líquido de color amarillento y sirve básicamente para alimentar a la abeja reina a lo largo de su vida y a las larvas obreras cuando acaban de nacer.

La composición de la jalea real la convierte en una fuente de nutrientes muy a tener en cuenta en nuestra dieta. El gran alimento de la abeja reina está compuesto en su mayoría por agua (60%), azúcares (glucosa y fructosa), grasa y proteínas. Además, cuenta con aminoácidos esenciales y un alto porcentaje de vitaminas (B1, B2, B5 , B6, C y E).

Con esta composición, se entiende rápidamente por qué estimula el metabolismo e incrementa la energía de nuestro cuerpo. Es un aliado ideal para reforzar defensas y protegernos de catarros y resfriados. Desglosando las propiedades de la jalea real encontramos que:

  • Aumenta el apetito al estimular el metabolismo. En casos de desnutrición y estados de decaimiento, su gran cantidad de nutrientes actúa de refuerzo antes las posibles carencias.
  • Aporta la energía necesaria para afrontar la jornada y reduce la sensación de fatiga. Hay estudios que han demostrado un incremento de resistencia física y mental. Se cree que la jalea real tiene la capacidad para mejorar los procesos de oxigenación del cerebro. Esto lleva a que las personas tengan más vitalidad y una disminución de la sensación de ansiedad y depresión, además de mejorar la sintomatología aguda en patologías neurológicas como alzheimer.
  • Contiene Ácido 10-hidroxidecenoico (HDC), sumamente valioso por su efecto antibiótico. Además, aporta selenio, calcio y cobre que intervienen directamente en reforzar el sistema inmunológico. De ahí su amplia utilización en prevención y tratamiento de gripes y catarros.
  • Las personas que toman regularmente jalea real podrían tener una piel más saludable e hidratada. Su ingesta mejora la elasticidad de la piel y por tanto puede retrasar el envejecimiento.

Más allá de los efectos conocidos, hay estudios en diferentes campos que están haciendo aparecer propiedades a la Jalea Real que no se sabía que tenían. Por ejemplo:

  • Un equipo de investigación de Fukuoka College of Health Sciences de japón determinó en 2006 que la jalea real tiene el poder suficiente para prevenir la osteoporosis de origen hormonal, es decir, la asociada a la menopausia.
  • La capacidad de alargar la vida de la abeja reina multiplicándola prácticamente por 20 respecto a las obreras o a los zánganos es porque se esta viendo que es capaz de potenciar la expresión de la telomerasa.  Resumiendo muy brevemente: esta enzima es la encargada de la replicación y alargamiento del ADN, potenciando así la vida de las células.

No tomar Jalea Real si…

Si somos una persona propensa a sufrir cuadros alérgicos habría que probar en muy pequeñas dosis si toleramos bien la Jalea Real. Y en caso de ser asmáticos o sufrir la enfermedad de Addison directamente habría de abstenerse de su ingesta. Embarazadas deberían consultar con su médico primero, aunque normalmente no debería haber problemas.

Si os quedan dudas o queréis comentar alguna cosa podéis hacerlo abajo en los comentarios o si no aquí.

Medicamentos VS niños. ¡FIGHT!

Qué tal os va con lo de dar los medicamentos a los peques? Se oyen risas al fondo?

Imaginamos que fatal, y no nos sorprende porque es de lo más común. Se calcula que uno de cada 3 niños se resiste a la toma de los medicamentos.

Pero es que seamos realistas, cuando un niño se resiste, no es tan fácil como sujetarlo y dárselo por las malas. Se enfada, cierra la boca, patalea, llora, grita. Y entonces la pastilla se cae al suelo y rueda debajo de la cama, te escupe medio jarabe o te vomita al cabo de 1 minuto y todo va fuera… En fin, un jaleo.

Si nos metemos en la piel de un niño, la reacción no es tan extraña. Se encuentra mal, y lo canaliza peor que los adultos por razones de la propia edad. Para encontrarse mejor, dicen que lo llevan al médico, que, lejos de parecer una persona que le vaya a ayudar, da un miedo terrible. Encima, a traición, le pone un chisme congelado en la espalda y le dice que inspire hondo. ¡Como si no hubiera inspirado hondo del susto que le ha dado! De ahí sale con un papel que pone que tome un medicamento del que no queremos hacer publicidad pero cuyo nombre se asemeja mogollón a la novia del pato Donald. Luego van, y le dan el jarabe y resulta que sabe a rayos. Y claro, sobretodo que no se enfade y con una sonrisa eh, que es para que encontrarse mejor…!

Si lo metes todo en una batidora, tienes el clima perfecto para tener un jaleo importante en casa.

A qué se debe esta reticencia de los niños.

Podríamos resumir las causas básicamente en 3, de los cuales los dos primeros son los más importantes:

  1. No entienden por qué tienen que tomarlo. Ya sabe que dices que es para mejor. Y que el médico dice que es para mejor. Pero esto es una situación nueva que no le da confianza ninguna. No comprende qué relación hay entre su fiebre y un jarabe artificialmente dulce con un regustillo extraño. Lógicamente, se opone a tomársela.
  2. El sabor no le gusta. Habéis probado la azitromicina? O el paracetamol en jarabe? Por más que se intente enmascarar el sabor, son terriblemente amargos. Y más desde la perspectiva de un niño, donde muchos sabores son nuevos para él y los nota con más intensidad.
  3. Le da miedo a atragantarse. Os habéis parado a pensar que muchos medicamentos tienen que tragarse enteros? Los niños son pequeños y, según el tamaño que tenga la pastilla, se le va a hacer un mundo tragársela del tirón porque simplemente es que es mucho más grande que a lo que está acostumbrado. Y es dura. Y las cápsulas tienen esa textura pegajosa que parece que se te enganche. La verdad es que muchas formas farmacéuticas no ayudan en la mayoría de las situaciones.

Cómo hacerlo más fácil.

Hay algunos puntos a los que hay que darle importancia, tanto a la hora de elegir el medicamento como en el momento de dárselo. Resumimos:

  • Hay que escoger formatos adecuados. Importantísimo. En el mercado hay multitud de formas farmacéuticas que pueden ayudar mucho a la toma de los medicamentos. Sabores que gustan más que otros, formas bucodispersables, gummies, cápsulas o comprimidos masticables. En fin, preguntad, que seguro que encontramos una manera que le parezca menos mala.
  • Hay que hacerle comprender. Necesitamos que entienda. El tratamiento de un antibiótico puede durar hasta 7 días, 3 tomas diarias. No podemos estarnos peleando con el peque en cada toma. Antes de empezar con la primera toma habría que preparar al niño. Si es un jarabe, pruébalo un poco. Explícale el sabor que tiene, cuanto vas a tener que darle, y cada cuanto. Por qué son tan importantes esos medicamentos. Cuando se va a empezar a encontrar mejor. Son pequeños pero comprenden, así que no les engañes. Si le dices que está bueno a sabiendas que no hay quien se lo tome, lo vas a engañar una sola vez. Si lo preparas honestamente ante un mal trago y ve que vas a ayudarlo, va a confiar y se sentirá respaldado.
  • Implícalo en la toma del medicamento. Llévatelo a la farmacia, que escoja él entre las opciones que hay. Que ayude a prepararlo, explícale cómo funciona la jeringa. Como se saca del blíster. Qué significa bucodispersable. Déjalo escoger si después va a bajar el medicamento con zumo o con agua. Cuanto más participe en el proceso, más se implicará y relajará.
  • Practica la acción de tragar. En caso de que el peque tenga problemas a la hora de tragar, puede practicar con agua. Además, es preferible que se encuentre de pie o sentado con la cabeza en un ángulo de aproximadamente 45º.
  • Reconocimiento. Es importante que el niño sienta que lo que ha hecho está bien y que lo ha hecho de la mejor manera posible. Animarle mientras se está tomando el medicamento y felicitarle después hará que la próxima vez lo haga con más ganas. O al menos con menos aversión.

En breve empezaremos la temporada de bajadas de defensas y de resfriados. Ojalá no necesitéis de nada, pero en caso de que por A o por B vengáis preguntado por la novia de Donald, esperamos que estos cuatro consejillos os puedan ayudar.

En caso de dudas o preguntas, click aquí!

¿¡Cómo consigo que el abuelo beba agua!?

Cada verano estamos ante el mismo consejo: hay que intentar que el/la abuelo/a beba agua. Y no hay manera. La verdad es que es más difícil de lo que parece porque hay unas causas por las que la gente mayor no bebe agua. Y muchas veces las soluciones están fuera de su alcance. Vamos a repasar algunos aspectos importantes relacionados con la toma de agua y los factores fisiológicos que lo limitan, a ver si podemos ayudarles un poco.

¿Por qué no beben agua?

Lo primero que tenemos que tener claro es que en la mayoría de ocasiones no beben agua por causas ajenas a su voluntad. Los motivos más comunes son:

  • Una disminución de la sed asociada a la edad.
  • Una disminución de la tolerancia a algunos alimentos ricos en agua. Un clásico es la leche, por intolerancia a la lactosa.
  • Disminución en la accesibilidad al agua por pérdida en la capacidad de autonomía física, psíquica o ambas.
  • Disminución en la capacidad de manipular platos ricos en agua, como las sopas o los caldos. Normalmente esto es debido a enfermedades como Parkinson, artrosis, artritis, etc.
  • Dificultad en la deglución provocada por el mismo envejecimieento, sequedad de la boca, hemiplejías, disfagia a líquidos o por efecto de medicamentos hipnóticos o sedantes.
  • Temor a que la ingesta de agua provoque incontinencia urinaria.

¿Qué podemos hacer para incentivar la toma de agua?

En mayor o menor medida podemos mejorar estas situaciones con las siguientes recomendaciones:

  • El mayor aporte de agua se debe hacer preferiblemente fuera de las comidas. Beber mientras se come contribuye a diluir el jugo gástrico y aumenta la sensación de plenitud, en detrimento de la digestión y del consumo de alimentos.
  • Beber preferiblemente durante la mañana y primera hora de la tarde, para evitar tener que levantarse por la noche a orinar.
  • Evitar las bebidas azucaradas que aportan calorías vacías, es decir, mucha energía y pocos nutrientes.
  • Evitar las bebidas alcohólicas que, además de aportar calorías vacías, pueden modificar el efecto de algunos medicamentos y aumentan el riesgo de accidentes y caídas.
  • Moderar las bebidas ricas en cafeína y otros estimulantes, y que alteran el sueño y son diuréticas, por lo que contribuyen a la deshidratación.
  • Las infusiones de té pueden contribuir al estreñimiento por su efecto astringente.
  • Frutas, verduras y hortalizas contienen mucha agua, por lo que son una forma importante de aportar líquido al organismo.
  • Cuando sea necesario, hay que considerar las ventajas del diseño ergonómico de los diferentes utensilios para mejorar la accesibilidad al agua.

¿Algún otro consejo fácil que pueda ayudarlos?

En la medida de lo posible tenéis que intentar:

  • Darles consejos simples y claros que permitan hacer el seguimiento de su cumplimiento. Por ejemplo “beber de seis a ocho vasos de agua al día”, beber todo el contenido de esta botella de agua al día”, “beber aunque no se tenga sed”.
  • Hay que darles mensajes positivos de mantenimiento o mejora del bienestar. Por ejemplo “beber más agua te va a ayudar con el estreñimiento”.
  • Habría que tratar de hacer coincidir el tiempo de beber con momentos de placer. Por ejemplo, al inicio de actividades físicas, paseos, visitas, partidas de cartas o de dominó.
  • Recordar que el color de la orina es un buen indicador de hidratación: un color oscuro les recordará que deben beber más.

¿Y las personas con problemas de deglución?

En las personas con dificultades de deglución como en el caso de disfagia a líquidos, hay que considerar el uso de agentes espesantes artificiales en polvo o bien la recomendación de aguas gelificadas.

Los espesantes pueden utilizarse con agua, leche, zumos, caldos u otros líquidos. Se añaden en la cantidad adecuada para conseguir textura néctar, miel o pudding

  • Textura néctar: los líquidos pueden beberse en una taza o con la ayuda de una pajita.
  • Textura miel: los líquidos pueden beberse en una taza pero no con una pajita.
  • Textura pudding: deben tomarse con una cuchara.

La textura se debe individualizar en función del paciente y del momento evolutivo de la enfermedad según recomiende el médico. Hay que tener en cuenta que para los pacientes con disfagia es más fácil tolerar la ingesta de líquidos espesos que finos.

¿Más info?

Como siempre, si queréis más información nos podéis dar un toque aquí.

Deporte sí. Pero bien hecho.

Un pequeño aviso: Este post trata sobre la importancia del deporte, pero enfocado a las personas de mediana edad y que tienen una vida sedentaria. Si hace deporte de manera regular, lo que viene a continuación probablemente no le vaya a aportar mucho. Nos encantaría que se quedara con nosotros y lea el artículo pero no nos gustaría que llegara al final y pensara que no le ha servido de nada. De ahí el aviso. Dicho esto, al lío:

“Hacer deporte” es claramente uno de los temas que está más de actualidad. Junto con la alimentación sana es uno de los factores que más influyen en un estilo de vida saludable. Y es por eso que cada vez se le está dando más peso dentro de la modulación de parámetros de la salud. Hay quien al deporte le está llamando la “polipastilla” por como su inclusión en el día a día afecta de manera simultánea a los niveles de colesterol, azúcar, obesidad, dolores articulares y bienestar emocional.

Es justamente por eso que mucha gente se está lanzando a la actividad física con más empeño e ilusión que preparación propiamente dicha. Y entonces llegan los problemas. Cada vez se ven más lesiones por actividad física llevada a cabo de manera incorrecta o en exceso. O lo contrario, personas que piensan que están haciendo deporte pero no llegan a niveles que impactan en la salud. Así pues, veamos muy rápido: qué entendemos por “deporte” en términos de salud.

Deporte vs Ejercicio Físico vs Actividad Física

Para empezar, si lo que queremos es mejorar nuestra salud, no queremos hacer “deporte”. Diferenciemos Deporte de Ejercicio Físico y Actividad Física:

  • Actividad Física: Es nuestro día a día. Es el que hacemos cuando subimos escaleras en lugar de coger ascensores. O caminamos 2o minutitos tranquilamente en lugar de coger el autobús. Básicamente es lo que consideramos no llevar una vida sedentaria.
  • Ejercicio Físico: Es una actividad física vigorosa que tiene objetivos concretos. Un ejercicio físico está encaminado a mejorar nuestra condición física. Es lo que hacemos cuando nos ponemos un chándal y caminamos “x” minutos a un ritmo vivo con la intención de cansarnos y de sudar.
  • Deporte: Es un ejercicio físico que busca una mejora del rendimiento. Además, sigue reglas enmarcadas en un marco competitivo. Queremos ser más rápidos. Levantar más peso. Aguantar más tiempo a un ritmo concreto.

Visto esto queda claro lo que necesitamos. En el ámbito que nos ocupa hay que hacer ejercicio físico, no deporte. El deporte es para personas que no se plantean el ejercicio físico en un marco de salud o bienestar porque ya tienen un estado más que saludable. Están moldeando su cuerpo para tener una mejoría de rendimiento. Si lo que queremos es mejorar nuestro peso o bajar el colesterol, estas personas no son el espejo en el que nos tenemos que mirar. Básicamente porque están haciendo un ejercicio físico a intensidades a las que han adaptado su cuerpo. Si lo que tenemos es un cierto sobrepeso no hay que imitar al que está entrenando para la media maratón de Barcelona, porque de hacerlo, podríamos provocar un estrés en nuestro cuerpo que acabe en lesiones.

¿Cuanto ejercicio físico tengo que hacer para mejorar mi estado de salud?

La Organización Mundial de la Salud delimita muy claramente las cantidades y el tipo de ejercicio físico que hay que hacer si queremos mejorar nuestro estado de salud. Para adultos de 18 a 64 años:

  • Acumular un mínimo de 150 minutos semanales de actividad física aeróbica moderada. O bien un mínimo de 75 minutos semanales de actividad aeróbica vigorosa. O bien una combinación equivalente de actividad moderada y vigorosa.
  • Para obtener mayores beneficios, los adultos deberían incrementar esos niveles hasta 300 minutos semanales de actividad aeróbica moderada. O bien 150 minutos de actividad aeróbica vigorosa cada semana. O bien una combinación equivalente.
  • Deberían realizar ejercicios de fortalecimiento muscular de los grandes grupos musculares dos o más días a la semana.
  • No hay evidencias conforme existen más beneficios en la salud en actividades superiores a los 300 minutos semanales.

Un ejemplo de ejercicio físico mal aplicado.

Señora de mediana edad que se define como sedentaria, tiene cierto sobrepeso y acude al médico con dolores en las articulaciones. Se le hace analítica y aparece colesterol y el azúcar un poco alto. El médico le recomienda que baje de peso para mejorar la carga en las articulaciones y así aliviar las molestias. También le da un analgésico. Además le avisa de que tiene los parámetros de salud alterados, que tiene que hacer bondad y empezar a replantearse su alimentación.

La señora se toma en serio lo que le dice el médico y se replantea su día a día. Se acabaron los fritos, el embutido y la bollería. Empieza a comer más verdura y pescado. Por otro lado ha hablado con la vecina que hace años que sale a caminar al monte con un grupito. También ha hecho caso a su hija y ha ido a unas clases grupales de Pilates para ver si le gusta.

Al cabo de 2 semanas vuelve a estar en el médico diciendo que los dolores de las rodillas se han acentuado mucho.

¡¿Qué puede haber pasado?! Pues una cosa tan sencilla como que no se ha hecho una valoración inicial del sistema osteomuscular y cardiovascular. La señora ha ido a caminar con el grupito de la vecina y ellas ya están muy habituadas a caminar. Probablemente habrán bajado el ritmo, pero aun y así, su cuerpo no esta acostumbrado a esa intensidad. Por otro lado, las sesiones de Pilates las ha hecho grupales, y aunque la profesora ha estado por ella, los movimientos no los domina y los ejecuta mal, causando estrés en muchos grupos musculares y articulaciones. La suma de este cóctel es un agravamiento de los síntomas iniciales y la sensación de que lo que hemos hecho no sirve para nada.

Qué es lo que debería haber hecho.

Lo primero de todo es una valoración del estado del sistema osteomuscular y cardiovascular. Probablemente, si hemos sido sedentarios muchos años, tendremos poca masa muscular. Necesitaremos ganar esa masa muscular antes de poder pasar a hacer ejercicios físicos de cierta intensidad y eso requiere tiempo. Por otro lado, las señoras tienen un riesgo importante de sufrir osteoporosis no diagnosticada y por tanto deben tener cuidado con los deportes de impacto, riesgo de caídas o con los movimientos de torsión como en el yoga y pilates.

En el caso que nos ocupa, la falta de hábito la puede lastrar a la hora de caminar con las vecinas. Necesita tiempo y práctica yendo a su propio ritmo para coger hábito y soltura. Por otro lado, las clases grupales de pilates están estupendas, pero la profesora tiene poco tiempo para enseñarle bien los movimientos y las posturas. El cansancio acumulado de las caminatas con las amigas y la ejecución parcialmente incorrecta de las posturas de pilates puede estar acentuando las molestias articulares. 

Hubiera sido más eficaz empezar a caminar por su cuenta o con alguien que pueda ir a su misma intensidad. Al cabo de un tiempo habrá cogido ritmo y podrá seguir a las vecinas. En el caso de pilates, debería cogerse una profesora para ella sola para aprender bien cómo ejecutar los movimientos. Después podrá seguir cómodamente las clases grupales. El cuerpo necesita tiempo para adaptarse a la nueva realidad y si no se lo damos, se va a quejar.

Resumen

El ejercicio físico es una de las principales herramientas que tenemos a nuestro abasto para mejorar el estado de salud. Es rápido y efectivo e impacta en muchas vertientes que marcan nuestro bienestar. Por eso es tan importante que aprendamos cómo funciona nuestro cuerpo. Hay que darle tiempo al cuerpo para que se adapte a las intensidades e informarnos bien sobre cómo llevar a cabo las actividades físicas que requieren de una curva de aprendizaje. Una buena valoración de nuestro estado osteomuscular ayuda mucho. Vamos bien de masa muscular? Hay alguna articulación que moleste? Hay movimientos que nos genera problemas? Todo esto se puede ver muy fácilmente consultando con un traumatólogo o un fisioterapeuta. En función de nuestro estado, realizaremos unos ejercicios u otros a unas intensidades crecientes.

Y sobretodo, y lo decimos al final aunque es de lo más importante: hay que hacerse una prueba de esfuerzo. Sí, o sí.

Esperamos que os haya servido para algo. Si queréis comentar podéis hacerlo más abajo, o sino, aquí.

Día Mundial del Sueño. ¿Te cuesta dormir?

Te cuesta dormir? Pues hoy es el día Mundial del sueño! Aprovecha! ??!

La consulta referente a un sueño poco satisfactorio es sumamente común. De hecho, la categoría de productos que existen para dormir mejor es amplísima. Desde productos muy comerciales que todos conocemos hasta un gran abanico de referencias de productos sanitarios muy variopintos. Encontramos desde minerales a fitoterapia, pasando por la archiconocida melatonina. ¿A qué se debe que exista esta gran cantidad de productos para ayudar a dormir?

Dormir mal: un problema muy común.

La alteración del sueño es una afección que tiene una gran parte de la población. En caso de jóvenes, el ciclo del sueño se suele ver afectado, en menor medida, por problemas psicológicos y, mucho más frecuentemente, por el estilo de vida. Alteraciones del ritmo diario, horarios laborales, conciliación familiar y un largo etcétera hace que al final el cuerpo se desregule y acabemos teniendo un descanso irregular o poco satisfactorio. A partir de la tercera edad la gestión de la melatonina por parte del cuerpo empieza a ser deficiente. Puesto que es esta hormona la encargada de regular el ciclo del sueño, es de esperar que se acabe durmiendo menos horas o de manera poco constante.

Qué hacer cuando se duerme mal.

Es precisamente por lo habitual que es el problema que existe este amplio catálogo de productos que tratan de remediarlo. Lo mejor que se puede hacer es comentarlo con el médico y que valore la gravedad de cada caso. Independientemente, hay una serie de consejos que se pueden poner en práctica y que tienden a mejorar la conciliación del sueño. Os las dejamos a continuación a ver si os pueden ayudar:

  • Realizar las mismas rutinas, siempre que esto sea posible. Crear un ciclo y ceñirse a él: de esta manera el cuerpo cogerá un hábito y es menos probable que tengamos problemas a la hora de irse a dormir.
  • Cenar ligero. No tener digestiones pesadas cuando nos vamos a ir a la cama. Evitar las bebidas alcohólicas.
  • Evitar el ejercicio físico al menos una hora antes de acostarnos.
  • Disponer de un colchón y almohada cómoda. Debemos levantarnos relajados y sin molestias, en caso contrario es síntoma de que alguna cosa esta fallando.
  • No dormir cerca de aparatos electrónicos.
  • No considerar la cama como un centro de trabajo. El momento de irse a dormir es para irse a dormir, no para acabar de comprobar el correo o alguna red social. 

Como siempre, si os queda alguna duda o quisierais preguntar alguna cosa, haced click aquí. También nos encontraréis en Instagram o Facebook ?

Bulos de salud: no todo lo que aparece por ahí, es cierto.

El dato: 2 de cada 3 médicos atiende a pacientes por bulos de salud.

La iniciativa #saludsinbulos de la Asociación de Investigadores en eSalud se ha propuesto erradicar los Fake News de internet. Con esta acción quieren contribuir a difundir una información sanitaria de más calidad. ¿Por qué nos parece tan importante esta labor?

Los Bulos de Salud

Dos de cada 3 médicos ha atendido en el último año a pacientes preocupados por lo que ha resultado ser un bulo de salud. Esta es la conclusión a la que se ha llegado en el 1r estudio sobre Bulos de Salud. Este estudio lo ha elaborado la Asociación de Investigadores en eSalud AIES y la agencia de comunicación COM Salud, en colaboración con Doctoralia.

Carlos Mateos, coordinador de #SaludsinBulos comenta: “La penetración de los bulos de salud está muy extendida en nuestra sociedad. Como nos revela este estudio, los pacientes llegan a las consultas con muchas inquietudes por informaciones falsas”.

El 59% de los 300 médicos encuestados ha detectado un incremento en los bulos de salud que circulan entre los pacientes. Las redes sociales y los servicios de mensajería instantánea como Whatsapp son para el 77% de los encuestados las causas del aumento de los bulos. Sólo el 19% de los participantes cree que los medios de comunicación tradicionales contribuyen por no contrastar la veracidad. En cuanto al contenido más habitual de los bulos, las pseudoterapias suponen el 71% de los mismo. La alimentación y el cáncer completan el podio de los bulos más compartidos.

Por otra parte, el estudio analiza cuáles son los canales principales por los que los pacientes reciben los bulos. Internet (69%), las redes sociales (63%), el círculo cercano (48%) y las aplicaciones de mensajería instantánea como WhatsApp (30%) son las principales vías de comunicación. “Internet se ha convertido en los último años en el primer canal que consultamos casi para cualquier cosa. Sin embargo, cuando se trata de informarnos sobre temas de salud el riesgo que corremos es aún mayor dado que no hay ningún control sobre el contenido publicado”, añade el doctor Frederic Llordachs, cofundador de Doctoralia.

Información falsa en internet

El informe también ha revelado que la mayoría de los médicos (79%) no confía en internet como una fuente fiable de información sobre salud. Los motivos para esta desconfianza son, básicamente, la falta de validez de la información que hay en la red.

La opinión de los facultativos también ha sido casi unánime (96%) al asegurar que las instituciones públicas deberían tomar medidas para vigilar los bulos de salud. Creen que deberían advertir sobre falsas informaciones, favoreciendo la prescripción de páginas web y formando a la población para buscar información fiable.

Os dejamos con el enlace a la página de Salud sin Bulos. Allí encontraréis un recopilatorio de noticias que han ido apareciendo por diferentes canales y que a la posta han acabado siendo falsas. Haced click aquí.

Y recordad, si tenéis dudas con vuestra medicación, consultad con vuestro médico. Es quien mejor conoce vuestro tratamiento y los efectos negativos que os puede provocar. Además, es quien conoce el motivo por el que  los beneficios del tratamiento justifican los perjuicios.

Como siempre, si nos queréis preguntar algo, click aquí ;D!

¿Por qué no paro de oír “Probióticos”?

A quién no le han recomendado últimamente probióticos? Parece la nueva panacea! Dolor de barriga recurrente? Toma Probióticos. Diarrea? Toma probióticos. Estreñimiento? Toma probióticos. Tratamiento con antibióticos? Probióticos. El/la peque tiene cólicos? Probióticos. Infección vaginal? Probióticos. La lista de aplicaciones que se le está dando es larguísima. Y much@s pensaréis: no será una moda? Quieres decir que no se lo están inventando un poco? Pues no, resulta que se ha descubierto que la toma de probióticos es muy útil y una de las últimas vías terapéuticas que se están explotando. Vamos a resumir muy rápido qué es, y por qué le dan tanta importancia desde el colectivo médico.

¿Qué son los Probióticos?

Definámoslos:

Probióticos: Microorganismos vivos que, cuando se administran en cantidades adecuadas confieren un beneficio para la salud del hospedador. Los más comunes son lactobacilos y bifidobacterias.
Prebióticos: Compuestos no digeribles, presentes en la dieta, que estimulan el crecimiento o la actividad de los microorganismos autóctonos, resultando en un beneficio para la salud.

En otras palabras: los probióticos es lo que comúnmente se conoce como “flora” ya sea intestinal, vaginal, etc. Y los prebióticos son su comida. Hay mucha de esta flora en el cuerpo? Pues sí, hay muchísima: básicamente constituye hasta 2kg del peso de un adulto. Hablamos de unos 100 billones de bacterias. Y eso son muchas bacterias.

Funciones de la flora.

Vale, hay mucha población bacteriana en nuestro organismo. Pero qué es lo que hace? Pues aquí viene lo interesante: se ha visto que tiene funciones vitales para el buen funcionamiento del cuerpo. Veámoslas:

Antagonismo microbiano: Este término que parece tan complejo en verdad es muy sencillo de comprender. Al haber tantísima flora autóctona en nuestro organismo, ocupa físicamente todo el espacio colonizable de nuestras cavidades. Los microorganismos patógenos que intentan instalarse se encuentran con que “no caben” y son eliminados con el propio tránsito. Además, la flora autóctona tiene capacidad de segregar compuestos antimicrobianos que la protege frente a agentes invasores

Aprovechamiento de alimentos no digeribles: resulta que nuestro cuerpo, con todo lo complejo que es, no ha aprendido cómo digerir la amplia mayoría de nutrientes que necesita para funcionar. La flora intestinal, gracias a que esta compuesto por muchas especies de microorganismos (cada uno con sus rutas metabólicas) hace el trabajo por nosotros. Nos digiere los alimentos y entrega los nutrientes fraccionados y preparados para ser absorbidos.

Provisión de nutrientes esenciales: Los nutrientes esenciales son aquéllos que nuestro cuerpo necesita pero no es capaz de generar por sí mismo. Lo son algunos aminoácidos o las vitaminas por ejemplo. La microbiota genera estos nutrientes esenciales y nosotros los aprovechamos ya sea porque los microorganismos nos los ceden o porque, al morir, los tomamos del ambiente.

Diferenciación del sistema inmune. Una de las funciones más importantes. El sistema inmunitario requiere de los microorganismos de la flora para desarrollarse de manera adecuada y mantenerse en buenas condiciones. Una microbiota deficiente da lugar a un sistema inmunitario deficiente.

Aplicaciones terapéuticas

Como veis. Las funciones son tremendamente importantes y el impacto sobre el buen funcionamiento del cuerpo es altísimo. Es por eso que se hace tanto énfasis en que tenemos que empezar a tomar conciencia de tener una flora intestinal sana. Y, en caso de patologías, tratar de suplementar la microbiota intestinal para asegurarse un sistema inmunitario en buen funcionamiento, una buena disponibilidad de nutrientes esenciales y un buen aprovechamiento de la ingesta nutricional.

Por ejemplo, si estamos con diarreas, cuanto antes recuperemos la flora intestinal, antes volverá el tránsito a su sitio. Si estamos flojos de defensas, la toma de probióticos asegura que los nutrientes que estemos tomando se absorben de la mejor manera posible. Si tenemos una infección vaginal, la suplementación con flora vaginal desplazará la población de microorganismos nocivos y la sustituirá por flora beneficiosa. Y así, una larga lista de posibles aplicaciones terapéuticas.

Un truco: “Botifarra amb seques”.

Qué buenas están! Unas alubias con una buena butifarra. Ahora bien, todos conocemos el efecto que produce un buen plato de alubias en nuestro intestino en forma de ventosidades. A qué se debe esto? Pues ni más ni menos que a la flora intestinal. Las alubias tienen muchísima concentración de prebióticos. Al llegar al intestino grueso, la microbiota la fermenta, provocando una gran cantidad de gases. Si queremos mantener a los amigos y nos apetece comernos un plato de Botifarra amb seques, lo que habría que intentar es tomarse un yogur de postre. El motivo? El yogur tiene una gran cantidad de microorganismos en forma de Lactobacilos y Bifidobacterias y los dos son buenos fermentadores, pero no producen gas. Los lactobacilos y las bifidobacterias competirán con la flora autóctona por las alubias y por tanto, quedará menos disponible para la autóctona, generándose menos gas.

Nos debéis una ;D!

Dudas? Click aquí.