Pasaje del Rio Ter 18-20. 08917 - Badalona
Telf. 93 460 28 55
Mail. Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Otra ola de calor

Por poco que hayáis visto las noticias hoy, habréis notado que nos están avisando de lo que ya se está llamando "la segunda ola de calor del verano": noticia 1, noticia 2, noticia 3. Y si no habéis visto las noticias y os ha dado por salir a la calle, lo habréis notado rápidamente: hace muchísima calor. Además la predicción marca que en los próximos días tenderá a subir un poquito más, así que pensamos que es un buen momento para recordar cuatro pinceladas de lo que hay que tener en cuenta cuando hace tanta calor. 

Con estas temperaturas, el riesgo de golpe de calor sube exponencialmente. Es una afección que puede ser mortal y que es mucho más frecuente en las primeras 24-48 horas de las olas de calor, cuando el cuerpo todavía no ha tenido tiempo de aclimatarse a las altas temperaturas.

Los síntomas de un golpe de calor son, entre otros, una súbita subida de la temperatura corporal, tener dolor de cabeza o el pulso acelerado. También tendremos que ponernos sobre aviso si notamos que tenemos la piel más seca de lo normal, mareos, palidez, rampas, debilidad, cansancio o vómitos. En caso de notarse cualquiera de estos síntomas es mejor ir rápidamente al médico

Para evitar los golpes de calor, lo más importante es beber mucho líquido para rehidratarse, sobretodo en caso de ancianos y niños. En verano no hay que esperar a tener sed para beber agua, infusiones o zumos de fruta. Recordar que las personas tenemos tendencia a perder la sensación de sed a medida que nos vamos haciendo mayores. Por otro lado, si trabajáis a pleno sol o hacéis actividades en ambientes muy cálidos es conveniente beber de 2 a 4 vasos de líquido cada hora y evitar bebidas alcohólicas, cafeïna o grandes cantidades de azúcar. También es importante llevar ropa fresca y cómoda y, si puede ser, de colores claros. Evitad ropa negra y tomar el sol durante las horas centrales del día. En casa, cerrad persianas y ventanas en las habitaciones donde dé el sol y abrid por la tarde y noche para refrescar. Abrirlas durante las horas del mediodía únicamente hará que suba la temperatura ambiente de la habitación en cuestión.

De todas maneras, estamos en verano, así que habrá que tratar de aprovechar el tiempo libre para escaparse a pasarlo bien. Si alguien se anima a ir a la playa, que sepáis que en la Costa Brava, el agua os la encontraréis a 21ºC, en el litoral barcelonés a 22ºC y a lo largo de Tarragona a 23ºC. Vamos, perfecta para combatir la peor de las olas de calor ;D!