Entradas

Tienes asma? Arranca el programa Asmazero

Hoy hemos asistido a la presentación del programa “asmazero” en el CAP de Nova Lloreda. Es un proyecto multidisciplinar que incluye Médicos, Enfermería, Farmacia e Industria. Su principal objetivo es mejorar la calidad de vida del paciente con asma. Pero…primero de todo ¿quién es el paciente asmático?”

El paciente con Asma

En la presentación nos han expuesto la realidad del paciente asmático y nos hemos quedado de piedra. Únicamente el 13,6% de los pacientes con asma están controlados. Y todavía peor: el mal uso de los inhaladores de rescate (el famoso Ventolín) está muy arraigado entre los pacientes con síntomas asmáticos. Y con qué resultado? Pues los números son aplastantes: el uso excesivo de inhaladores de rescate está directamente relacionado con la mortalidad por asma: el 39% de los pacientes que fallecieron (1000 al año) se les prescribió más de 12 inhaladores de rescate el año anterior. 

El asma es un problema inflamatorio y el tratamiento debe ser con corticosteroides inhalados. Los inhaladores de rescate tienen una función muy concreta: son para casos agudos. Y es por eso que en ningún caso deben ser la vía principal de tratamiento. 

El Dr. Albert Roger (Alergólogo del hospital Universitario Germans Trias i Pujol) ha desgranado de manera muy didáctica la realidad del paciente con asma. Así, hemos aprendido como el sistema de salud actual no es eficaz diferenciando una bronquitis recurrente de un cuadro asmático. Además, ha expuesto como el foco principal de los casos de Asma es una alergia de fondo, que tampoco es ni diagnosticada, ni tratada. Y por otro lado, el paciente con asma es terriblemente inconstante en su tratamiento. Así, el conjunto de la ineficacia diagnóstica junto con el mal seguimiento y tratamiento del paciente da lugar a una recaída constante de los pacientes asmáticos en los aspectos más perjudiciales de su enfermedad. Y eso conlleva un abuso de medicamentos que no tratan la patología, sino que enmascaran los síntomas. 

Asmazero

Ahí es donde entra el proyecto Asmazero. Se va a intentar arrancar un sistema de trabajo que incluya toda la cadena de técnicos que trabajarán con y para el paciente. Así, estarán involucrados desde el médico de familia hasta la farmacia, pasando por el especialista y enfermería. Y con esto se conseguirá detectar al paciente con asma y encarrilarlo en la senda del tratamiento y de la constancia. Y nosotros estamos encantados de participar.

Más info aquí: Asmazero. Y como siempre, si nos queréis dar un toque, abajo en los comentarios o sino aquí.

SPD: Servicio Personalizado de Dosificación

De todos los servicios que ofrecen las farmacias (que son muchos) uno de nuestros favoritos es el Servicio Personalizado de Dosificación. SPD para los amigos. Os contaremos muy rápido de qué se trata.

SPD: para qué, quién y por qué.

El SPD es un servicio mediante el cual se le gestiona toda la medicación a un paciente. Luego, sus medicamentos se le entregan regularmente en un pastillero. De esta manera la persona se «despreocupa» de venir a la farmacia a sacar medicación y a organizar sus medicamentos en casa. Simplemente viene, coge el pastillero y se va. Los beneficios que esto genera son múltiples y variados:

  • La persona no tiene que retirar su medicación. La medicación del paciente se guarda en la farmacia. Esto permite que no encontremos más medicamentos en casa que el pastillero. Así evitaremos acumulaciones de medicamentos y posibilidades de confusiones.
  • Se minimizan los errores. Si en casa solamente hay un pastillero nos evitamos posibles duplicaciones, olvidos o errores. Esto permite que la adherencia suba exponencialmente lo cual da lugar a una mejoría en el tratamiento y una estabilización del paciente.
  • Se notan fallos en el tratamiento. Se detecta muy rápido si un paciente no viene a recoger el pastillero, o devuelve pastilleros incompletos.

¿Es un servicio que beneficia a todo el mundo? Pues no. Y esto tiene que quedar muy claro. Ser autosuficiente es de un valor incalculable para la autoestima de una persona. En la medida que un paciente puede hacerse cargo de sí mismo se sentirá seguro y cómodo. El paseo regular a la farmacia, la gestión de su receta y su medicación son pequeñas tareas que, en la medida de lo posible, es positivo que cada cual las haga como buenamente le apetezca y pueda.

El problema viene cuando estas tareas cojean. Pacientes de edad avanzada o capacidades cognitivas comprometidas pueden encontrarse en una situación donde la continuidad de su tratamiento se vea condicionado. Ya sea por olvido, despiste o equivocación puede darse el caso de que alguien tome mal su medicación. Y dado que es la salud la que se ve afectada, hay que detectar esto pronto y ponerle una solución. Aquí, El SPD juega un papel vital. Una vez comprobado que el paciente sabe utilizar el pastillero se pasa de tener que venir a buscar medicación y gestionarla en casa, a simplemente abrir un alvéolo y tomarse lo que hay dentro.

No puede ser tan sencillo…

Obviamente, el pastillero es la punta de un iceberg enorme. Desde la protección de datos hasta la elaboración de cada pastillero esta férreamente protegido por protocolos. Estos protocolos aseguran la correcta gestión del paciente a todos los niveles. A su vez, la metodología a seguir se traslada al paciente (o su acompañante) para que sea plenamente consciente de sus responsabilidades dentro del programa. El resumen es que una persona que de entrada tiene dificultades para tomarse sus medicamentos, acaba con un sistema que le simplifica muchísimo la toma y asegura su correcto tratamiento. ¡Un inventazo vamos!

¿Más info?

Si queréis más información os animamos a que paséis por esta web. Aquí hay una recapitulación de la información relacionada con el SPD así como un mapa con las farmacias que participan en el servicio. De todas maneras, si queréis consultarnos algo no tenéis más que dar un toque.

Os dejamos con un vídeo que explica el servicio.