Entradas

Insomnio: melatonina y fitoterapia como tratamiento

Una de las consultas que hemos notado que han incrementado sustancialmente (mascarillas aparte) las últimas semanas es la del insomnio. Imaginamos que el confinamiento ha provocado que hayamos sido un poco menos estrictos con los horarios y hemos terminado por despistar al reloj biológico.

Los productos para tratar el insomnio están apostando cada vez más por combinaciones de fitoterapia con minerales. Sin duda, una de las estrellas en este campo es la Melatonina combinada con diversas plantas medicinales, como valeriana, pasiflora o amapola de california. Ya hay múltiples marcas en el mercado con este tipo de mezclas así que le vamos a dar un repaso para que todos tengamos claro para qué sirve cada componente.

Insomnio y fitoterapia.

De todos los trastornos que afectan al sueño, el insomnio es sin duda el más frecuente. Consiste en una reducción de la capacidad para dormir que se puede manifestarse como:

  • Insomnio de inicio: problemas para conciliar el sueño.
  • Insomnio de mantenimiento: dificultad para mantener el sueño, produciéndose despertares nocturnos y o despertares frecuentes.

La falta de sueño puede afectar de manera negativa a la vida de la persona que lo sufre, provocando falta de energía, irritabilidad, somnolencia diurna, ansiedad y disminución de la concentración. Además, es difícil establecer un número mínimo de horas de sueño necesarias ya que varía de unas personas a otras. De todas maneras, durmiendo una media de entre 7 y 8 horas los efectos negativos de la falta de sueño suele disminuir significativamente.

De todos los tratamientos que se dispone para tratar el insomnio, por sus buenos resultados a corto/medio plazo y por su inocuidad, la fitoterapia suele ser la primera opción. Los complementos alimenticios formulados a base de plantas medicinales y combinados con melatonina están funcionando muy bien para aquellas personas con insomnio ocasional. Por eso vamos a hacer un repaso a las principales plantas medicinales para el insomnio y veamos cómo actúa la melatonina.

Las plantas medicinales más habituales para el tratamiento de los trastornos del sueño son: 

  • Valeriana: conocida por sus propiedades sedantes. Está indicada en el tratamiento del insomnio de origen nervioso. Así, disminuye el tiempo de inducción del sueño y además disminuye los despertares nocturnos y la actividad motora durante el sueño. Mejorando la sensación de descanso al despertar.
  • Pasiflora: Conocida por sus propiedades sedantes, ansiolíticas y antiespasmódicas. Está indicada en casos de intranquilidad e inquietud para conciliar el sueño. Favorece el descanso profundo, el sueño profundo, además de asegurar la fase REM, fase en el que se produce el descanso psicológico. 
  • Amapola de California: Tiene propiedades sedantes, ansiolíticas y antiespasmódica, por lo tanto ayuda a conciliar el sueño y contribuye a reducir los despertares nocturno.

Melatonina para el insomnio

La Melatonina es la hormona reguladora del ciclo del sueño. Su síntesis se produce por la noche cuando no hay luz y se inhibe cuando hay luz. Su producción disminuye con la edad y es por eso que las personas mayores suelen tener más problemas para conciliar el sueño.

Fitoterapia + melatonina

Hoy en día existen productos que combinan todos estos productos en comprimidos, normalmente, bicapa. Esto permite provocar una liberación inmediata y una liberación prolongada de los principios, lo cual ayuda a mantener el ciclo biológico del sueño.

En la capa de liberación inmediata se incluye la melatonina, que se libera rápidamente aumentando su concentración en el organismo y produciendo un efecto inductor en el sueño. En la capa de liberación prolongada se encuentran las plantas medicinales, que fomentan un sueño profundo, sin despertares y reparador. De esta manera se contribuye a mejorar la calidad del sueño de una manera natural y sin somnolencia al despertar. Este tipo de medicamentos se deben tomar una hora antes de acostarse y evitar cualquier situación que pueda fomentar nerviosismo o alteración. 

Precauciones

Uno de los errores más frecuentes que se comete con la fitoterapia es hacerla sinónimo de «sin efectos secundarios», lo cual es completamente falso.

A la hora de tomar estos productos hay que tener en cuenta que no lo podrán tomar aquéllas personas que tengan hipersensibilidad o alergia a alguno de sus componentes. Tampoco lo deberán tomar mujeres embarazadas o en período de lactancia. No se debe consumir junto con alcohol, ya que éste disminuye la eficacia de la melatonina en la reducción del tiempo de conciliación del sueño. Si se está en tratamiento con antidepresivos, somníferos u otros sedantes, se debe consultar con el médico antes de tomar productos para dormir aunque éstos sean de fitoterapia. Hay que tener en cuenta que el efecto sedante y la somnolencia residual de estos productos pueden alterar la capacidad de conducción. Y finalmente, si el insomnio es crónico o severo, hay que ir al médico para que éste valore su situación. 

Como siempre, si tenéis alguna duda, nos lo podéis comentar aquí. o chafardear la página del Doctor Estivill, llena de información.

Día Mundial del Sueño. ¿Te cuesta dormir?

Te cuesta dormir? Pues hoy es el día Mundial del sueño! Aprovecha! 😴😂!

La consulta referente a un sueño poco satisfactorio es sumamente común. De hecho, la categoría de productos que existen para dormir mejor es amplísima. Desde productos muy comerciales que todos conocemos hasta un gran abanico de referencias de productos sanitarios muy variopintos. Encontramos desde minerales a fitoterapia, pasando por la archiconocida melatonina. ¿A qué se debe que exista esta gran cantidad de productos para ayudar a dormir?

Dormir mal: un problema muy común.

La alteración del sueño es una afección que tiene una gran parte de la población. En caso de jóvenes, el ciclo del sueño se suele ver afectado, en menor medida, por problemas psicológicos y, mucho más frecuentemente, por el estilo de vida. Alteraciones del ritmo diario, horarios laborales, conciliación familiar y un largo etcétera hace que al final el cuerpo se desregule y acabemos teniendo un descanso irregular o poco satisfactorio. A partir de la tercera edad la gestión de la melatonina por parte del cuerpo empieza a ser deficiente. Puesto que es esta hormona la encargada de regular el ciclo del sueño, es de esperar que se acabe durmiendo menos horas o de manera poco constante.

Qué hacer cuando se duerme mal.

Es precisamente por lo habitual que es el problema que existe este amplio catálogo de productos que tratan de remediarlo. Lo mejor que se puede hacer es comentarlo con el médico y que valore la gravedad de cada caso. Independientemente, hay una serie de consejos que se pueden poner en práctica y que tienden a mejorar la conciliación del sueño. Os las dejamos a continuación a ver si os pueden ayudar:

  • Realizar las mismas rutinas, siempre que esto sea posible. Crear un ciclo y ceñirse a él: de esta manera el cuerpo cogerá un hábito y es menos probable que tengamos problemas a la hora de irse a dormir.
  • Cenar ligero. No tener digestiones pesadas cuando nos vamos a ir a la cama. Evitar las bebidas alcohólicas.
  • Evitar el ejercicio físico al menos una hora antes de acostarnos.
  • Disponer de un colchón y almohada cómoda. Debemos levantarnos relajados y sin molestias, en caso contrario es síntoma de que alguna cosa esta fallando.
  • No dormir cerca de aparatos electrónicos.
  • No considerar la cama como un centro de trabajo. El momento de irse a dormir es para irse a dormir, no para acabar de comprobar el correo o alguna red social. 

Como siempre, si os queda alguna duda o quisierais preguntar alguna cosa, haced click aquí. También nos encontraréis en Instagram o Facebook 😉