Entradas

En 1 minuto: psoriasis

¿Psoriasis: qué es?

La psoriasis es una enfermedad inflamatoria de la piel no contagiosa y que no se puede prevenir ni evitar. Además, según el tipo que se padece y quien la sufre, puede manifestarse de manera continuada o intermitente. Incluso, a veces, llega a desaparecer durante años. Suele causar un picor en la piel y se caracteriza por las escamas blanco-nacaradas o plateadas que, normalmente, aparecen en los hombros, rodillas, cuero cabelludo, espalda, cara y en las palmas de las manos y plantas del pie.

¿A quién afecta?

La psoriasis afecta a un 1-3% de la población y su causa proviene del sistema inmunológico. Existen unos factores desencadenantes que pueden precipitar o exacerbar un brote, como por ejemplo las infecciones, el frío o el estrés. No existe un tratamiento fijo, sino que se determinará para cada paciente de forma individualizada.

La psoriasis puede desarrollarse a cualquier edad, sea en la infancia o en la vejez, aunque la gran mayoría de los casos tienen lugar antes de los 40 años (aporoximadamente). Se desconoce su causa, aunque existen factores genéticos, inmunológicos o medioambientales que alteran el funcionamiento de las células epidérmicas y provocan esta patología en la piel. Varios estudios aseguran que en el 30-50% de los casos hay antecedentes familiares de esta enfermedad.

¿Qué le pasa a la piel?

La piel afectada por la psoriasis se caracteriza por una renovación muy rápida de la epidermis, a un ritmo que es de cuatro a seis veces mayor que el de la piel normal. En pacientes con predisposición genética a la psoriasis, los brotes de la enfermedad pueden ser debidos a factores medioambientales internos y externos (los cambios estacionales, el roce de la ropa con la piel, estrés…). Todos estos factores aceleran, asimismo, este ritmo de renovación de la piel.

Efectos psicológicos

Aunque no es nada de lo que avergonzarse, muchos pacientes tienen sentimiento de inhibición por culpa del estado de su piel. En este caso, se debe trabajar la autoestima y buscar actividades que hagan a esa persona estar más a gusto. Por otro lado, los afectados por psoriasis deben recordar que rascarse a menudo puede inflamar aún más la piel, llegándose a hacer más heridas. Finalmente, hacer ejercicio regula no solo el bienestar general, sino también esta enfermedad. Moverse reduce el estrés y esto los brotes de psoriasis.

Consejos

  • No usar jabones agresivos.
  • No aplicar perfumes directamente sobre la superficie corporal.
  • Usar lociones y/o leches hidratantes que tengan acción emoliente, suavicen la piel y aumenten la elasticidad.
  • Lavar el cuero cabelludo con champús con base suave.
  • Utilizar calzado cómodo en los casos de psoriasis plantar, evitando rozaduras.
  • Evitar factores desencadenantes como la ingesta de alcohol, reducir los niveles de estrés y prevenir las quemaduras solares.

¿Dudas?

Si tienes preguntas puedes ponerte en contacto con nosotros haciendo click aquí.