Entradas

SPD: cómo simplificar la toma de la medicación

Hay un servicio en la farmacia del que se habla poco, pero que es tremendamente útil: el SPD.

SPD son las siglas de Servicio Personalizado de Dosificación y os vamos a explicar brevemente de qué trata porque cuando se utiliza suele ayudar mucho tanto al paciente como a su entorno.

¿Qué es el SPD?

El SPD es un servicio mediante el cual un profesional (formado previamente) gestiona y prepara la medicación de un determinado paciente. “Formado” significa que el personal de la farmacia que participa en este servicio tiene que haber hecho una formación previa. En este curso se adquieren los conocimientos para poder gestionar y preparar la medicación a una persona minimizando al máximo el riesgo de error.

Cuando hablamos de “gestionar y preparar” hablamos de que, literalmente, el paciente deja de tener que ocuparse de la amplísima mayoría de los temas logísticos que implican la obtención y toma de su medicación. El personal de la farmacia se dedicará a estar pendiente de cuándo tiene disponible sus medicamentos y de separársela en un pastillero para que le sea lo más sencillo posible tomársela.

“Estar pendiente de su medicación”

Una vez el paciente entra en este servicio deja de venir a la farmacia a buscar su medicación. Únicamente vendrá de manera periódica a buscar su pastillero y será la farmacia quien estará pendiente de cuándo tiene disponible su medicación. Esto simplifica enormemente la vida tanto al paciente como a su cuidador.

Al ser la farmacia quien está pendiente de la medicación del paciente, evitamos que alguien tenga que venir constantemente para sacar la medicación que le falta. Es muy común que alguien tenga que venir muchas veces a la farmacia porque no le salen sus pastillas de manera uniforma a lo largo del mes. Esto reduce, por un lado, los viajes a la farmacia, que pueden ser un inconveniente importante en casos de movilidad reducida. Y por el otro, evita que alguien se quede sin pastillas y, por tanto, se salte tomas hasta que pueda ir a la farmacia a reponer. Además, la farmacia, al revisar la medicación ve muy rápido cuando un medicamento caduca en la receta, cuando hay cambios, cuando hay errores, etc.

El pastillero

El pastillero es un envase semanal que tiene 4 tomas diarias (desayuno, comida, cena y cama). En el pastillero entrarán todas sus pastillas siempre que sean comprimidos o cápsulas no bucodispersables. Por razones obvias, sobres, jarabes, inhaladores, etc, no podrán ir en el pastillero y deberán tomarse aparte.

Este pastillero se prepara por tandas: normalmente unas 2/4 semanas, y luego se coordina con la persona cuándo vendrá a buscarlos. El método es bien sencillo: viene la persona, pide sus pastilleros, se le identifica y registra conforme se los lleva y punto.

Inconvenientes del SPD

Para la persona, muy pocos. Una vez superado el pequeño vértigo que provoca no disponer de tu propia medicación y dejar que otra persona te la gestione, todo van a ser mejoras.

En la farmacia explicaremos muy bien qué hacer cuando hay cambios de medicación. Cómo comunicar que vamos al médico o cuando hay intervenciones. Qué hacer cuando nos vamos de vacaciones, cuando hay que reclamar una receta nueva, etc. etc. etc. Una vez se coge el truquillo, todo lo que al principio parecía complicado, se convierte en rutina y hábito.

El único caso en el que el SPD no se recomienda es en problemas cognitivos o mecánicos graves. Si existe el riesgo de que alguien se tome mal el pastillero porque no lo entiende, va a ser peor el remedio que la enfermedad. Y cuando alguien tiene problemas en las manos y no acaba de acostumbrarse a abrir los alvéolos, tampoco recomendaremos este servicio.

Más dudas?

Os dejamos con unos vídeos para que los chafardeéis con unos mucha más información y con el enlace a instagram donde hicimos un reel explicando esto mismo. Si os queda alguna duda, nos dais un toque.

 

 

 

 

 

SPD: Servicio Personalizado de Dosificación

De todos los servicios que ofrecen las farmacias (que son muchos) uno de nuestros favoritos es el Servicio Personalizado de Dosificación. SPD para los amigos. Os contaremos muy rápido de qué se trata.

SPD: para qué, quién y por qué.

El SPD es un servicio mediante el cual se le gestiona toda la medicación a un paciente. Luego, sus medicamentos se le entregan regularmente en un pastillero. De esta manera la persona se “despreocupa” de venir a la farmacia a sacar medicación y a organizar sus medicamentos en casa. Simplemente viene, coge el pastillero y se va. Los beneficios que esto genera son múltiples y variados:

  • La persona no tiene que retirar su medicación. La medicación del paciente se guarda en la farmacia. Esto permite que no encontremos más medicamentos en casa que el pastillero. Así evitaremos acumulaciones de medicamentos y posibilidades de confusiones.
  • Se minimizan los errores. Si en casa solamente hay un pastillero nos evitamos posibles duplicaciones, olvidos o errores. Esto permite que la adherencia suba exponencialmente lo cual da lugar a una mejoría en el tratamiento y una estabilización del paciente.
  • Se notan fallos en el tratamiento. Se detecta muy rápido si un paciente no viene a recoger el pastillero, o devuelve pastilleros incompletos.

¿Es un servicio que beneficia a todo el mundo? Pues no. Y esto tiene que quedar muy claro. Ser autosuficiente es de un valor incalculable para la autoestima de una persona. En la medida que un paciente puede hacerse cargo de sí mismo se sentirá seguro y cómodo. El paseo regular a la farmacia, la gestión de su receta y su medicación son pequeñas tareas que, en la medida de lo posible, es positivo que cada cual las haga como buenamente le apetezca y pueda.

El problema viene cuando estas tareas cojean. Pacientes de edad avanzada o capacidades cognitivas comprometidas pueden encontrarse en una situación donde la continuidad de su tratamiento se vea condicionado. Ya sea por olvido, despiste o equivocación puede darse el caso de que alguien tome mal su medicación. Y dado que es la salud la que se ve afectada, hay que detectar esto pronto y ponerle una solución. Aquí, El SPD juega un papel vital. Una vez comprobado que el paciente sabe utilizar el pastillero se pasa de tener que venir a buscar medicación y gestionarla en casa, a simplemente abrir un alvéolo y tomarse lo que hay dentro.

No puede ser tan sencillo…

Obviamente, el pastillero es la punta de un iceberg enorme. Desde la protección de datos hasta la elaboración de cada pastillero esta férreamente protegido por protocolos. Estos protocolos aseguran la correcta gestión del paciente a todos los niveles. A su vez, la metodología a seguir se traslada al paciente (o su acompañante) para que sea plenamente consciente de sus responsabilidades dentro del programa. El resumen es que una persona que de entrada tiene dificultades para tomarse sus medicamentos, acaba con un sistema que le simplifica muchísimo la toma y asegura su correcto tratamiento. ¡Un inventazo vamos!

¿Más info?

Si queréis más información os animamos a que paséis por esta web. Aquí hay una recapitulación de la información relacionada con el SPD así como un mapa con las farmacias que participan en el servicio. De todas maneras, si queréis consultarnos algo no tenéis más que dar un toque.

Os dejamos con un vídeo que explica el servicio.